Aceptando un proyecto imposible

El premio por finalizar un proyecto de alto impacto en un ajustado marco de tiempo muchas veces es otro proyecto desafiante con una línea temporal aún más apretada. Aceptar trabajos cada vez más imposibles lo quemará, hará que falle o ambas cosas. La próxima vez que su gerente lo llame para un proyecto que sólo usted puede hacer, pida algunos días para pensarlo. Use ese tiempo para planear el proyecto, identifique los recursos que necesitará y pronostique los cuellos de botella. Sea realista con su plan; no asuma que usted o su equipo trabajarán 80 horas semanales. Después, comparta la información con su jefe. Explique qué cosas no podrá hacer como resultado de trabajar en este encargo y negocie los recursos adicionales que necesitará. Asegúrese de documentar el acuerdo enviando correos electrónicos de seguimiento para que pueda renegociar si le quitan recursos o le acortan la fecha límite.

(Adaptado de “How to Avoid Impossible Assignments” | Priscilla Claman).

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

También le puede interesar:

3 tips para saber cuándo y cómo pedir ayuda

Cómo innovar en el sector social

Convierta en oro la información vieja


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.