Cómo manejar sus debilidades

Pese a lo que pudiera sentirse tentado a decir en entrevistas de trabajo, usted tiene debilidades. En la vida real, es importante reconocer las cosas en las que uno no es bueno. Una vez que se haya visto directamente al espejo, he aquí tres cosas que puede hacer con lo que ve:

Mejore: Si su trabajo incluye áreas en las que usted no es fuerte, trabaje duro para mejorar. Consiga un mentor, pida tareas que exijan más de usted o tome una clase.

Delegue: Aproveche sus fortalezas. Encuentre un subordinado, un colega o un contratista que pueda hacer las cosas en que usted no es grandioso.

Avance: Si nada de lo arriba mencionado funciona, es momento de buscar un nuevo empleo. No tiene caso quedarse en un puesto donde siempre necesite ocultar o mitigar sus debilidades.

( “What Are You Not Good At?” |Jodi Glickman).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.