Deja de preguntar ‘¿A qué te dedicas?’ cuando intentas conseguir contactos de trabajo

Todos hemos estado en la situación de conocer a alguien y tener que hablarle de algo. Muchas personas —sobre todo los estadounidenses— rompen el hielo con una pregunta estándar: “¿A qué te dedicas?”. Sin embargo, en cuanto al trabajo, incluso en eventos para crear redes de contacto, no siempre es la mejor manera de iniciar una conversación. En vez de eso, la gente pregunta sobre sus pasatiempos, las beneficencias que apoyan, dónde crecieron o incluso quién es su superhéroe favorito.

Si hablar de otra cosa que no sea el trabajo te parece incómodo, puedes hacer una pregunta como “¿Qué te emociona en este momento?” o “¿Qué es lo mejor que te pasó este año?”. Este tipo de preguntas invitan a que la persona responda de muchas maneras y que hable del trabajo, de sus hijos, de su nuevo bote… lo que quieran. Hacer preguntas abiertas puede llevar a una conversación más interesante, e incluso podrías hacer un nuevo amigo.

(Adaptado de “8 Questions to Ask Someone Other Than ‘What Do You Do?’”, de David Burkus).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.