Deje de usar las redes inalámbricas públicas

UUsar redes inalámbricas gratuitas y públicas conlleva una serie de graves riesgos de seguridad, pero muchos de nosotros lo hacemos de todas formas. Para minimizar la probabilidad de que te roben tu dinero o tu información financiera, sigue los pasos que vienen a continuación.

Primero, si estás conectado a una red inalámbrica pública, no compres en línea, no te conectes a una institución financiera ni tampoco ingreses a otros sitios susceptibles. Utiliza una red privada virtual (VPN por su sigla en inglés) para crear una red dentro de otra red, con lo cual mantendrás encriptado todo lo que hagas. Para los sitios susceptibles, establece autentificación de dos factores para que, incluso si hubiera hackers que quisieran robarte las contraseñas de tu banco, tus redes sociales o correo electrónico, estos no puedan conectarse.

Además, apaga la característica de conectividad automática a una red inalámbrica de tu teléfono, así no buscará puntos de conexión. Lo más importante es recordar que unos cuantos momentos de comodidad en línea no valen los riesgos de poner en peligro tu información personal.

(Adaptado de “Why You Really Need to Stop Using Public Wi-Fi”, de Luke Bencie).

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

Te puede interesar:

Cómo lograr pasar del puesto laboral que tienes al que quieres

Reformula esa conversación difícil para calmar tus nervios

Cuando presentes una idea, piensa como un vendedor

 


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print