Cómo elogiar a tu mejor elemento, pero no demasiado

Cuando tienes elementos muy buenos en tu equipo, podrías estar tentado a llenarlos de elogios. Después de todo, dirigir a personas con un enorme talento es el sueño de todo jefe, así que, ¿por qué no decirles lo mucho que las aprecias? Sin embargo, debes tener cuidado de no alimentar demasiado su ego, de otra manera estarán buscando ese nivel de adulación constantemente, lo cual puede ser difícil de mantener.

Por lo tanto, dales la cantidad apropiada de retroalimentación positiva y reconoce sus contribuciones. Si realizaron un proyecto de forma grandiosa o hicieron una presentación soberbia, díselo… pero déjalo ahí. Además, asegúrate de que los buenos elementos identifiquen y reconozcan el trabajo de los otros miembros del equipo, pues son quienes los ayudan a tener éxito.

(Adaptado de “How to Manage Your Star Employee”, de Rebecca Knight).

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.