No siempre le conviene hacer lo que le gusta

Hacer lo que le gusta es un conocimiento popular. Los expertos en administración normalmente prometen que la felicidad y plenitud le seguirán. Pero no siempre es el caso. A continuación tres motivos por los que tal vez no quiera seguir su pasión:

  • No es su fuerte: Tal vez le guste hacer algo para lo que simplemente no es bueno. Dado que la autocrítica puede ser difícil, pida retroalimentación sincera de los que lo rodean y sepa cuál es su fuerte.
  • Tiene mucho apego sentimental: La pasión puede nublar su juicio. Cuando algo le importa profundamente, puede ser difícil aceptar críticas y dejar que otros participen.
  • Es un pasatiempo, no un trabajo: Lamentablemente, no le pueden pagar por todo. Lo que le gusta tal vez no sea lucrativo. En cambio, encuentre algo que no le guste y que rinda frutos.

(“Don’t Do What You Love” | Dorie Clark).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

También le puede interesar:

Si te sientes relegado en el trabajo, busca apoyo social

Haga del ejercicio parte de su rutina laboral

Revisa tus pensamientos antes de una conversación difícil

print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print