Padres que se quedaron en casa: muéstrenles a los encargados de contrataciones que ya están listos para regresar al trabajo

Cuando una persona está lista para regresar al trabajo después de haberse quedado en casa con los hijos, a menudo debe combatir mitos y estereotipos injustos que pueden afectarla como candidata para un empleo.

El encargado de contrataciones puede estar preguntándose “¿realmente quiere estar aquí?” o “¿ya solucionó el tema de quién cuidará a los niños?” Hay que apaciguar de manera proactiva estas inquietudes explicando por qué se solicita el empleo en este momento. Es bueno enfatizar la disposición a regresar a la fuerza de trabajo para contribuir y explicar cómo se podría contribuir específicamente en esa empresa.

También se puede subrayar que ahora se está en posición de tener un empleo porque las responsabilidades como cuidador han disminuido. Tal vez los hijos ya van a la escuela o se contrató a una niñera, o bien ya están grandes y no requieren tanta supervisión. Esa información mostrará que el solicitante será un empleado motivado y no estará más distraído por sus obligaciones personales que los demás.

(Adaptado de “How Stay-at-Home Parents Can Transition Back to Work”, de Dorie Clark)

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.