Para mejorar su concentración, deje de responder inmediatamente los correos electrónicos de los clientes

Aunque tener capacidad de respuesta para con los clientes es importante, revisar y enviar constantemente correos electrónicos puede dañar su productividad. Si no es posible desviar este tipo de correos electrónicos a un representante de servicio al cliente, establezca una ventana de respuesta realista.

Intente responder correos electrónicos una vez cada cuatro horas, o al final del día laboral. Si le preocupa que sus clientes se sientan ignorados, configure una respuesta automática que diga cuándo revisará el correo electrónico y que pida que lo llamen si tienen un tema urgente. De esa forma, puede utilizar un día laboral en gran parte ininterrumpido para concentrarse en terminar sus proyectos.

(Adaptado de “Your Team’s Time Management Problem Might Be a Focus Problem”, de Maura Thomas).

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

Te puede interesar:

Use entrevistas no estructuradas para mantener a raya los sesgos al contratar

 

Cómo tomar mejores decisiones

Sé amable contigo mismo cuando te sientas estresado

 


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print