Algunos pasos simples para una retroalimentación difícil

NNo todos los líderes se sienten cómodos dando retroalimentación a los empleados, especialmente cuando es retroalimentación negativa. El miedo a herir los sentimientos de la gente y a manejar drama potencial contiene a muchos gerentes. Pero la gente prospera con la retroalimentación, motivo por el cual es muy importante hacer comentarios desde el principio. La próxima vez que tenga que sostener una conversación con un empleado para hacerle comentarios difíciles, use las siguientes directrices:

  • Sea directo pero amable. No se ande por las ramas. Incluya ejemplos específicos de comportamientos deseados para ayudar a ilustrar lo que quiere decir.
  • Escuche. Esto da un espacio donde ambos se sienten respetados.
  • No se lo tome personal. Imaginarse desaires y mala intención es tóxico, pero si reconoce los sentimientos que se están sintiendo, abre una válvula de escape para el estrés.

(Adaptado de “Two-Thirds of Managers Are Uncomfortable Communicating With Employees”/ Lou Solomon).

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.