Si eres el favorito del jefe, no andes alardeando al respecto

Ser el favorito del jefe puede sentirse bien, en especial si estás al tanto de información que otros en la empresa desconocen. Sin embargo, hay un inconveniente en ser el primero en enterarse de las noticias: si compartes tu información privilegiada, incluso con buenas intenciones, tus colegas no te lo agradecerán.

De hecho, parecerá que solo estás alardeando de tu estatus especial. Así que evita el papel de mensajero del jefe, y no dejes que tus compañeros de trabajo te usen para enviar sus solicitudes o inquietudes al alto mando. Niégate, educada y firmemente, a hablarle al jefe en nombre de nadie más, y guárdate las quejas confidenciales de tus compañeros para ti mismo. Al ser confiable, humilde y discreto, probarás que sabes ser parte de un equipo y asegurarás que tu reputación sobreviva al tiempo en que el jefe te favorezca.

(Adaptado de “Being the Boss’s Favorite Is Great, Until It’s Not”, de Liz Kislik).

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

Te pueden interesar:

https://dirigehoy.info/1_minute_tips/equilibrio/mejore-su-vida-laboral-conectandose-con-otros/

https://dirigehoy.info/1_minute_tips/productividad/3-formas-de-ayudar-su-jefe-no-perder-el-tiempo/

 

https://dirigehoy.info/1_minute_tips/toma-de-decisiones/3-trampas-comunes-en-la-toma-de-decisiones/

 


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.