Si necesitas que te inviten a esa reunión importante, demuéstralo

A menudo intentamos reducir el número de reuniones que tenemos. Sin embargo, a veces necesitas estar en una reunión importante. Para demostrar que eres necesario en la sala donde se hará la junta, sé proactivo. Comienza por pensar de manera objetiva las razones por las que no te han invitado. ¿Fue por error o una decisión intencional del organizador de la reunión? Pregúntate qué contribución especial puedes aportar a la discusión. ¿Cómo fomentarás el objetivo de la reunión y cómo puedes hacérselo ver al organizador? Después, evalúa tu estilo de trabajo.

Tal vez te han excluido por la forma en que te perciben los demás: tal vez no te consideran un buen oyente o colaborador. Considera pedir retroalimentación a tus pares sobre la forma en que actúas y después realiza los cambios necesarios para que los otros puedan apreciar tus aportaciones. Una vez que hayas tomado estas medidas, estarás en una mejor posición para obtener esa invitación.

(Adaptado de “How to Get Yourself Invited to Important Meetings”, de Nina Bowman).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.