Trabajadores independientes: siempre obtengan las condiciones por escrito

Una de las cosas más estresantes sobre trabajar de manera independiente es gestionar tu flujo de efectivo. Es especialmente difícil si los clientes no te pagan a tiempo. Puedes evitar la mayoría de los problemas estableciendo un contrato antes de comenzar una asignación. No creas que un apretón de manos será suficiente, incluso si estás trabajando con amigos.

Los acuerdos informales son la fuente de casi todos los problemas de pago, así que asegúrate de que el alcance del proyecto, los términos del pago y las expectativas de ambos lados queden por escrito. Para proyectos pequeños una cadena de correos electrónicos a menudo bastará, pero para compromisos más largos debes obtener un contrato firmado. Tener una plantilla estándar de contratos que puedas modificar para los distintos clientes hará el proceso más fácil, y te ahorrará tanto tiempo como dolores de cabeza.

(Adaptado de “How Freelancers Can Make Sure They Get Paid on Time”, de Rebecca Knight).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print