¿Trabajas en un negocio familiar? Crea tu propia red de contactos

Cuando trabajas en un negocio familiar, quizá asumes que heredarás la red de contactos de la familia. Es posible que te pasen algunos de ellos, pero aun así debes ser proactivo y establecer tu propia agenda de contactos.

Haz conexiones con colegas y gente de la generación de tus padres o incluso de tus abuelos. Tener contactos de una gran variedad de entornos y niveles de experiencia te ayudará a tener muchos puntos de vista.

Piensa en qué relaciones con socios comerciales actuales pueden pasar de generación en generación. Mantener esos vínculos duraderos es importante, pero no los conservarás sin hacer nada.

También deberías tener dos o tres asesores cercanos, personas en las que confíes para que te den retroalimentación y consejos. No tienen que ser de tu edad; a veces los colegas mayores pueden darte la misma perspectiva que tus padres, por ejemplo, pero sin el bagaje emocional. Además, no temas usar la marca de tu familia. Si tu apellido abre puertas, aprovecha esas oportunidades.

(Adaptado de “Building Your Own Network When You’re Part of a Family Business”, de Josh Baron y Judy Lin Walsh).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print