Cuando trabajes a distancia, establece límites entre la casa y el trabajo

Cuando trabajas desde casa, es posible que meter la ropa a la lavadora en horas de trabajo no parezca un gran problema. Sin embargo, cuando no estableces límites, tu día resultará caótico y fragmentado. Define una estructura fingiendo que estás en la oficina. Establece “horas de oficina” (de las 9 de la mañana a las 6 de la tarde, por ejemplo), y decide qué es aceptable y qué no lo es durante ese periodo. Pregúntate: “¿Si estuviera en la oficina, realizaría esta actividad durante el día?” Si la respuesta es negativa, hazlo antes o después de tu horario establecido.

Los quehaceres domésticos, los mandados y pasar tiempo con los amigos deben ser actividades que realices en tu tiempo libre. Desde luego, está bien recibir la llamada de un amigo durante tu pausa para almorzar, o lidiar con una tarea urgente, como una reparación de emergencia que necesita tu auto. Sin embargo, deben ser excepciones, no la norma.

(Adaptado de “How to Stay Focused When You’re Working from Home”, de Elizabeth Grace Saunders).

.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.