Habla con tus hijos sobre por qué trabajas tanto

Algunas veces a los padres que trabajan les preocupa estar decepcionando a sus hijos porque pasan demasiado tiempo en la oficina. Una vez que tus hijos tengan la edad suficiente para entenderlo, aborda esta preocupación mediante un diálogo directo, abierto y honesto. Sé franco con ellos sobre las presiones que sientes y lo que realmente quieres.

No culpes a tu empresa por las ocasiones en las que no puedes ser flexible ni por estar estresado en casa; lo último que quieres es enseñarles a tus hijos a despreciar la idea del trabajo. En cambio, pon el ejemplo. Ayuda a tus hijos a entender que el tiempo que pasas alejado de ellos es una forma en la que contribuyes a la familia.

Habla sobre la pasión que sientes por tu trabajo y las habilidades que has desarrollado para sobresalir profesionalmente. Si estás pasando por un momento particularmente ajetreado, explícales a tus hijos que quieres ponerlos primero y que, cuando no puedes, también es difícil para ti. Sentirse tristes juntos hace que tengan una conexión, lo que los ayudará a entender que tu ausencia ocasional no es un reflejo de tu amor por ellos.

(Adaptado de “4 Conversations Every Overwhelmed Working Parent Should Haven´”t, de Joseph Grenny y Brittney Maxfield).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando: “Ctrl + Enter”.