Haz que lograr tus metas a largo plazo sea más divertido en el corto plazo

Lograr un objetivo a largo plazo, como ponerse en forma, saldar las deudas o cambiar de carrera requiere persistencia. Las investigaciones recientes han encontrado algo que puede ayudar: incorporar beneficios inmediatos a las metas a largo plazo que persigues. Haz que las actividades en el corto plazo sean divertidas. Si quieres ejercitarte más, escoge una clase para estar en forma que disfrutes.

Si quieres alimentarte de manera más saludable, elabora tu dieta con alimentos saludables que en realidad te guste comer. Hacer que las actividades sean más disfrutables —escuchando música mientras te ejercitas, trabajando en tu cafetería favorita— puede ayudarte a avanzar hacia tus metas. Date un tiempo para reflexionar en lo que disfrutas: si estás comiendo algo que te gusta, enfócate más en el sabor que en el beneficio para la salud.

(Adaptado de “What Separates Goals We Achieve from Goals We Don’t”, de Kaitlin Woolley y Ayelet Fishbach)

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print