Los viajes de negocios pueden dañar tu salud. No lo permitas

Los viajes de trabajo son dañinos para tu salud, en especial si los tienes a menudo. Las investigaciones demuestran que los viajes de negocios pueden aumentar el riesgo de que aumentes de peso, sientas ansiedad, sufras depresión, dependas del alcohol o duermas mal. Por eso, si tienes viajes laborales con regularidad, asegúrate de saber cómo adoptar costumbres saludables en el camino.

Intenta comer platillos bajos en calorías cuando puedas, aunque tus opciones culinarias sean limitadas. Quizá estés tentado a consentirte después de un largo día, pero resiste las ganas de pedir un filete con papas fritas o un coctel a altas horas de la noche. Esas decisiones te perjudicarán con el tiempo. Tampoco dejes de hacer ejercicio. Quédate en un hotel con gimnasio (y úsalo), o haz ejercicios sencillos en tu habitación, como lagartijas y sentadillas. También puedes dar paseos entre reuniones u organizarte con colegas para caminar al aire libre mientras hablan de trabajo. La actividad física te ayudará a no subir de peso y a reducir el estrés.

(Adaptado de “Just How Bad Is Business Travel for Your Health? Here’s the Data”, de Andrew Rundle).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print