Reduce tus horas de trabajo

El estrés y la ansiedad en el lugar de trabajo no son poco usuales. Puede que esto no sea muy sorprendente, dado que las horas de trabajo siguen aumentando para los trabajadores mejor pagados. Aquí hay algunos consejos para reducir las horas que aportas:

  • Sé estratégico: cualquier buena estrategia involucra establecer metas, desarrollar un plan para alcanzarlas y rastrear el progreso para lograrlas. Lo mismo sucede con la productividad.
  • Define un parámetro: elige un parámetro para la productividad sustentable, por ejemplo el número de horas trabajadas a la semana. Después da seguimiento a los datos de ese parámetro, establece metas para mejorar y haz experimentos para ver qué factores influyen en él.
  • Enfócate en un cambio a la vez: hay muchas cosas que se necesitan para ser más productivo. Sin embargo, es demasiado trabajar en demasiadas aptitudes al mismo tiempo. En vez de eso, averigua cuál es el obstáculo más grande para tu productividad.
  • Cambia tu comportamiento: hacerse más productivo se parece más a perder peso que a memorizar los nombres de los presidentes; es el resultado de los cambios de comportamiento o del estilo de vida, no (solo) del conocimiento acumulado. Como resultado, la clave para hacerse más productivo es cambiar pequeños comportamientos y apegarse a esos cambios a lo largo del tiempo.
  • Encuentra a alguien que te obligue a rendir cuentas: es muy difícil cambiar tu comportamiento solo. Así que busca a alguien que quiera recorrer ese trayecto contigo, y sé honesto en cuanto a tu progreso.

(Adaptado de “How to Be More Productive Without Burning Out” en HBR.org).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.