Anteponga la ética a los clientes y las ganacias

Todo mundo sabe que los negocios necesitan de ética, clientes y ganancias, pero muchas compañías fracasan porque equivocan la secuencia. El error más común es anteponer las ganancias. Al hacerlo, los números toman demasiada importancia y se puede justificar casi cualquier comportamiento si genera dinero.
En cambio, empiece haciendo lo correcto y asegúrese que todos hagan lo mismo en la empresa. Después, enfóquese en los clientes. La mejor forma de atraerlos y retenerlos es tratarlos bien y ser increíblemente bueno en lo que hace. Una vez que haya dominado los primeros dos elementos, puede enfocarse en hacer dinero.

(Adaptado de ”Four Things I Want You to Remember Me By’’ | Clif Reichard).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.