Antes de abordar nuevos proyectos, evalúa los actuales

Es importante ponerte retos a ti mismo mediante nuevos proyectos, pero comenzar más tareas puede requerir que sueltes otras. Evalúa constantemente tu lista actual de proyectos para saber de qué más tienes tiempo. Pregúntate sobre cada una de las tareas: ¿Terminar este proyecto aún tiene algún sentido? ¿Soy la persona correcta para trabajar en él? ¿Sería más realista enviar este proyecto a otra área?

También puedes elaborar un cuadro que te ayude a evaluar rápidamente en qué punto se encuentra cada proyecto. Incluye columnas para el nombre de la actividad, el tipo de proyecto, el tiempo requerido, la importancia profesional y la satisfacción personal que obtienes de hacerlo. Determina con base en esos datos qué compromisos mantener y cuáles soltar para poder hacer espacio a los nuevos retos. Por supuesto, el poder o no decidir lo que quieres dejar de hacer depende de tu puesto. Pero si te has dado el tiempo de tomar distancia y considerar el panorama amplio, por lo menos tendrás la información para conversar con tu jefe y colegas sobre qué puede hacerse.

(Adaptado de “Before You Set New Goals, Think About What You’re Going to Stop Doing”, de Elizabeth Grace Saunders).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print