Ayude a su empresa a cambiar de rumbo

Un cambio repentino en la dirección estratégica puede hacer que una idea comercial mediocre se transforme en ganadora. Este tipo de cambio puntal podría ser obvio retrospectivamente, pero reevaluar la estrategia cuando se está en medio de todo no es una tarea fácil.
A continuación tres formas de preparar su organización para el cambio que tal vez requiera hacer:

Haga composta con sus ideas: No asuma fracaso cuando las ideas fallan y los clientes no están felices. Recicle: explote estas viejas ideas para hacer nuevas.

Forme una cultura basada en los clientes, no en los productos: Si su equipo está casado con el producto, podría entorpecer cualquier modificación necesaria. En cambio, enfóquese en complacer a sus clientes y en darles lo que quieren.

No se estanque. Incluso si su empresa no corre peligro de fracasar, no se conforme con la mediocridad. Busque innovaciones que mejoren su posición.

( “The Strategic Pivot: Rules for Entrepreneurs and Other Innovators” | Caroline O’Connor y Perry Klebahn).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.