Cómo obtener lo que necesita del diseño.

A unque el mundo empresarial pudo haber desarrollado un romance a plenitud con el diseño, muy pocas compañías lo están haciendo bien. Si se va a hacer cargo de un esfuerzo de diseño corporativo, recuerde las siguientes reglas:

1. No diseñe para todos: El diseño tiene éxito cuando sirve como diferenciador. Un Ferrari, aunque hermosamente diseñado, no es para todo mundo. Tampoco una minivan. Defina específicamente para quién está diseñando y por qué.

2. No intente ser Apple: El diseño bueno necesita alinearse con el propósito y valores de la compañía. Lanzar una experiencia similar a Apple no es sustentable para la mayoría de las compañías porque no tienen la cultura ni los recursos para respaldarla. Conozca los límites de su compañía y genere dentro de ellos.

3. No lo trate como un extra: El diseño es más que extras que se ponen al final o dentro de procesos existentes – la mayoría de las compañías necesita transformarse para acomodarlo. Esté abierto al cambio.

(Adaptado de “Managing Yourself: Extreme Productivity”/ Robert C. Pozen).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.