Conviertase en un imán de talentos

Los negocios más exitosos muchas veces prosperan gracias a sus talentos. Contratar a los mejores debería encabezar la lista de cualquier gerente. Para convertirse en un imán de talentos, intente desarrollar los siguientes tres hábitos:

  • Conozca a los talentos antes de que los necesite: Dedique tiempo a formar redes en su industria. Identifiqué quiénes son las estrellas brillantes y qué los emociona de su trabajo. Fomentar con tiempo estas relaciones rendirá frutos posteriores.
  • Véndase usted mismo, no a su negocio: A las personas más talentosas las emociona trabajar con líderes confiables de los que puedan aprender. Asegúrese de que la gente sepa por qué querrían trabajar para usted.
  • Tómese tiempo para cultivar: Es probable que los mejores talentos estén ocupados con sus proyectos. Piense en su reclutamiento como un juego a largo plazo: actualícelos regularmente sobre su negocio y visión para el futuro.

(Adaptado de “The 6 Habits of a Talent Magnet” | Tsun-yan Hsieh y Anthony Tjan).

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

También le puede interesar:

Los beneficios de quedarse en un trabajo

Para resolver un problema, deje de pensar en él

Obtenga el mayor provecho de una crisis

print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.