Fracasos que se deben evitar

Los expertos en innovación han argumentado desde hace tiempo que las compañías deberían ser más tolerantes con el fracaso. Pero no todos los fracasos se crean igual. He aquí tres tipos de fracasos que rara vez contribuyen a aprender y deberían ser evitados siempre que sea posible:

HACER A SABIENDAS LO EQUIVOCADO: Cuando un proyecto fracasa porque alguien ocultó información o engañó a otros, cualquier aprendizaje es discutible. El fracaso sólo es aceptable cuando el proyecto se hizo con buenas intenciones.

NO REUNIR LOS DATOS CORRECTOS: A menudo el fracaso puede evitarse haciendo algo de investigación sencilla; pidiendo aportaciones a los clientes potenciales o probando una idea antes de lanzarla.

DAR PRIORIDAD A LA INVESTIGACION SOBRE LA EXPERIENCIA: Algunas cosas no es posible conocerlas sin experimentos en la vida real. No desperdicie recursos en investigar una teoría cuando puede crear un prototipo o realizar un experimento que le dé una respuesta más confiable.

(Scott Anthony).

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print