Intente un nuevo enfoque para las bonificaciones

Aunque es un tema en constante debate, es evidente que la compensación condicional, como las bonificaciones, puede alentar a los empleados a desempeñarse mejor.

Sin embargo, las bonificaciones anuales quizá no impulsen a los empleados con el efecto motivador que usted desea. Por ejemplo, a menudo se enfocan en los resultados a fin de año y no lo suficiente en los valores y conductas que usted quiere que sus empleados muestren todo el año.

En vez de dar a los empleados una gran bonificación en diciembre, considere ofrecer pagos menores a través del año, vinculados específicamente a resultados que usted valore cuando sucedan.

Dar a los supervisores autoridad para decidir sobre las bonificaciones también puede ser exitoso. El reconocimiento que proviene de un jefe directo ha demostrado ser mucho más motivador que un cheque del departamento de finanzas. La bonificación se vuelve un forjador de la relación en vez de una transacción.

(“You’re Getting a Bonus! So Why Aren’t You Motivated?” | Eric Mosley).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.