No culpe a la tecnología de la información (TI)

Cuando fracasan los esfuerzos de la TI hay cierta tendencia a lanzar acusaciones. Después de todo, debe haber algo malo con ella, ¿o no? Pero la mayoría de las veces el problema yace en los que están fuera de la función.

La TI es responsable de generar sistemas a tiempo y dentro del presupuesto. Los ejecutivos que no trabajan dentro de la TI deben hacer los cambios organizacionales que generan valor con esos sistemas. Intente designar a un ejecutivo comercial como responsable de cada proyecto.

Asegúrese que estos mentores supervisen la ejecución y fijen métricas para materializar el valor comercial. El éxito requiere el compromiso sostenido de los gerentes que usarán y se beneficiarán de la iniciativa, no sólo de la TI.

(“Harvard Business Review on Aligning Technology with Strategy”).

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print