No establezcas metas de crecimiento sin pensar con cuidado en el tiempo requerido

Quizá las has visto antes: esas hojas de cálculo en las que los ingresos del Año 2 son los del Año 1 más el 10 por ciento, etcétera. Esas proyecciones casi nunca son precisas, pues reducen el mundo a modelos lineares, cuando en realidad el proceso de crecimiento es no linear y a veces hasta exponencial.

En vez de suponer que el crecimiento ocurrirá de inmediato, y en un ritmo constante, piensa en las ocasiones en que será probable que se obtengan ganancias. ¿Cuál es el lapso de tiempo realista entre el inicio de tu proyecto de crecimiento y la obtención de resultados? Enfócate en tres factores: la meta de ganancias para la inversión en estado estable; las ganancias supuestas del primer año; y el punto de inflexión, que es el tiempo necesario para alcanzar el 50 por ciento de la meta de ganancias.

Las proyecciones de ganancias poco realistas pueden provocar errores profesionalmente fatales. Así que toma mucho tiempo para pensarlo todo en detalle y con anticipación.

(Adaptado de “How to Set More-Realistic Growth Targets”, de Rita Gunther McGrath y Alexander van Putten).

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print