Para pensar de manera más creativa, escucha consejos de alguien ajeno a tu campo

Cuando intentes resolver problemas difíciles, los métodos probados y comprobados pueden ser de ayuda, pero podrían evitar que descubras una solución creativa. Si estás en medio de un problema específico, una manera de resolverlo es pedirle consejo a personas que no habrías considerado: quienes verán el problema de una manera totalmente distinta.

No recurras a expertos en tu disciplina: si estás trabajando en un desafío tecnológico, y ya has hablado con diez tecnólogos, la opinión de un onceavo no hará la diferencia. Obtén ideas de alguien ajeno a tu campo. Si eres consultor, por ejemplo, pregúntale a un músico o a un comediante de improvisación cómo resolverían el problema. No desprecies sus ideas solo porque “no entienden cómo se hacen las cosas” en tu empresa. La meta es que su perspectiva externa te ayude a ver más allá de tus suposiciones.

(Adaptado de “Simple Ways to Spot Unknown Unknowns”, de Dorie Clark).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.