Ayúdese al ayudar a los demás

Puede ser molesto escuchar que alguien se queje de estar ocupado, especialmente si usted también lo está. Pero en lugar de competir con su propia historia para llorar, ofrezca ayuda. Empiece mostrando empatía. Dígale que lo entiende y parafrasee su queja. Después, ofrezca ayuda de forma específica: dígale que le llevará el almuerzo o que revisará su trabajo. Es probable que acepte la oferta y se sienta agradecido. Este acto de generosidad lo hará sentir mejor y más productivo. Es probable que vea que si tiene tiempo para ayudar a otra persona, le queda suficiente banda ancha como para hacer su propio trabajo.

(Adaptado de ”Guide to Managing Stress’’).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.