Cambiando comportamientos ofensivos

Ser auténtico no es excusa para actuar como idiota. Sí, todos tenemos malos hábitos que se sienten innatos, pero no diga “así trabajo yo” cuando su comportamiento lastima u obstaculiza el progreso de los demás. En cambio, enfrente la verdad y encuentre formas de cambiar su mal comportamiento:

Descubra que piensan los demas: Tal vez no sepa cuáles son sus peores hábitos. Así, pregunte a un colega de confianza por qué es difícil trabajar con usted. Escuche atentamente – no intente justificarse ni defenderse.

Encuentre una alternativa: ¿Qué hacer la próxima vez que sienta ganas de portarse mal? Prometa a su equipo o compañeros que actuará distintamente.

Pague el precio: Comprométase con una consecuencia por romper su promesa. Asegúrese que tenga un costo para usted pero que también sea constructivo.

(“Authentic Leadership Can Be Bad Leadership” | Deborah Gruenfeld y Lauren Zander).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.