Cuando un colega te envíe un correo electrónico mordaz, es mejor hablar en persona

U n correo electrónico puede ser una forma eficaz y conveniente de comunicarse con los colegas, pero suele pasar con frecuencia que la gente se esconde detrás de esta forma de comunicación para evitar el conflicto o bloquearlo. Cuando alguien te envíe un correo electrónico que sea más bien una discusión o que incluso sea un ataque pasivo-agresivo, no respondas del mismo modo (en especial si eso es lo que sientes que quieres hacer).

En cambio, contesta y pide programar una llamada. Envía un mensaje de texto si el tema es urgente: “Recibí tu correo; hablemos. ¿Te parece bien a las 2 p. m.?”. Incluso, y de ser posible, es mejor hablar con el remitente del correo electrónico en persona. Suaviza el tono negativo diciendo directamente que parece haber un problema y que te gustaría resolverlo juntos. Mientras tratas de descubrir qué hay detrás del correo electrónico mordaz, mantén la calma y evita hacer juicios. Claramente, algo está molestando a tu colega, así que demuéstrale que estás de su lado y dispuesto a escuchar su opinión.

(Adaptado de “When an Email Exchange Turns Ugly”, por David Maxfield).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print