Establece reglas básicas para tu siguiente conversación difícil

Las conversaciones difíciles son en parte desafiantes porque no sabes si la discusión se saldrá de control. Para asegurarte de que todo salga bien, establece un código de conducta con tu interlocutor previamente. Como medidas mínimas, sugiere no interrumpir, no gritar ni hacer ataques personales. (Sí, son puntos básicos, pero es útil que todos los recuerden).

Después pregunta qué otras reglas son importantes para tu colega. Si te preocupa que no siga las reglas, anótalas en una hoja o un pizarrón. Si comienza a alzar la voz, por ejemplo, puedes señalarlas amablemente y recordarle: “Dijimos que no gritaríamos. ¿Puedes bajar la voz?” Tener reglas básicas establecidas puede ayudarte a mantener la conversación bajo control.

(Adaptado de HBR Guide to Dealing with Conflict, de Amy Gallo).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.