Mantén la calma durante una conversación difícil “anclándote” en tu entorno

Sostener una conversación tensa hace surgir muchas emociones negativas, haciéndote sentir como un volcán activo. Para prevenir un exabrupto y mantener el control de tus emociones, arráigate físicamente en tu entorno. Una de las mejores maneras de hacerlo es ponerte de pie y caminar, lo que activa la parte pensante de tu cerebro.

Si tú y la otra persona están sentados a una mesa, y levantarte repentinamente puede parecer inoportuno, puedes decir: “Siento que necesito estirarme. ¿Te importa si camino un poco?” Si no te sientes con la confianza para pedirlo, puedes hacer pequeños movimientos físicos como cruzar dos dedos o asentar tus pies con firmeza sobre el suelo, poniendo atención a la sensación que produce. Los expertos en atención plena llaman a estas acciones “anclarse”. Cualquier cosa que puedas hacer para enfocarte en tu presencia física y tus sentidos te ayudará a permanecer arraigado y salir vivo de esa conversación difícil.

(Adaptado de “How to Control Your Emotions During a Difficult Conversation”, de Amy Gallo).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.