No ignores la retroalimentación de las señales no verbales

En un mundo ideal, tus compañeros de trabajo te deberían dar opiniones críticas directas y honestas. Sin embargo, si no son comunicativos, muchas veces te puedes dar cuenta de lo que realmente piensan si observas sus señales no verbales. Aprende a leer las expresiones faciales y el lenguaje corporal para entender cómo se entienden tus palabras y acciones.

Cuando la gente baja la mirada o evita el contacto visual contigo, cuando un compañero que normalmente es participativo está callado, o cuando un colega ecuánime se porta a la defensiva, pon atención y haz observaciones amables. Podrías decir: “Dime cómo interpretar tu silencio” o “Me preocupa que algo que dije no te gustó, ¿es cierto?”.

Estas frases y preguntas respetuosas invitan a los demás a ser más abiertos acerca de sus reacciones hacia ti, lo que te puede ayudar para hacer ajustes importantes a tu comportamiento y para que crezca la confianza entre tus colegas y tú.

(Adaptado de “4 Ways to Get Honest, Critical Feedback from Your Employees”, por Ron Carucci”)

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.