Para guiar a un narcisista, intenta ser amable

Trabajar con un narcisista es difícil, pero guiar a uno puede representar un desafío especial. Tu instinto de mentor podría hacer que critiques al narcisista, que lo pongas en su lugar pero, por lo general, esta conducta hace que una persona egocéntrica se ponga a la defensiva, lo cual puede desencadenar una conducta aun más problemática. En lugar de eso, intenta ser más empático: reconoce que a menudo el narcisismo es resultado de la inseguridad, así que esfuérzate en transmitir reafirmación y comprensión.

Podrías decir algo como: “Tenemos suerte de que estés aquí. Debe ser difícil que los demás no valoren tus aportaciones”. Y señala las cualidades problemáticas de tu discípulo de forma positiva. Por ejemplo, podrías describir la arrogancia y el privilegio como una autoestima inusualmente alta. Al demostrar respeto y aceptación, puedes bajar la defensa de la persona y abrir la puerta a un diálogo con significado y a una mayor conciencia de uno mismo.

(Adaptado de “How to mentor a Narcissist”, de W. Brad Johnson y David G. Smith).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print