Practica la autocompasión durante una crisis laboral

Cuando el trabajo es intenso, es fácil autocastigarse por dejar que las cosas salgan mal en la casa u oficina. Pero hacerlo puede empeorar el estrés. En su lugar, practica la autocompasión:

  • Acepta que estás pasando por un periodo de estrés en el trabajo y sé consciente de tus emociones (no las reprimas ni las niegues). Designar lo que sientes con una palabra como “presión”, “culpa” o “preocupación” puede activar la corteza prefrontal, que es responsable de las funciones ejecutivas.
  • Evalúa tu lista de pendientes especificando qué necesitas hacer cada día y qué puede esperar. No tengas miedo de pedir ayuda, ya sea que solicites cambiar una fecha límite con un colega o hacer que los miembros de tu familia te ayuden con las tareas del hogar.

Tener compasión de uno mismo contribuye a incrementar la concentración y a superar la crisis con mayor facilidad y paz.

(Adaptado de “5 Ways to Focus Your Energy During a Work Crunch”, de Amy Jen Su).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print