Regresar al trabajo después de un permiso por salud mental

Tras haber tomado algún tiempo por motivos de salud mental, regresar a la oficina puede ser un desafío. ¿Cómo volver a la rutina diaria sin poner en riesgo tu salud? Primero, considera si en un inicio deberías regresar tiempo completo o medio tiempo. Lidiar con una enfermedad mental puede ser agotador, así que tómate todo el tiempo que necesites.

A continuación, sopesa los pros y los contras de hablar de tu situación. Tal vez optes por no decirle a la gente exactamente con qué estás lidiando, pero prepárate para sus preguntas. Una descripción breve y simple puede ayudar. Quizás puedas decir algo como: “Me ausenté algunos días por motivos de salud/personales, pero las cosas están mejor ahora y me siento contento de regresar a trabajar”. Piensa en un mantra que te ayude durante la transición: “Solo por unas horas” o “Soy compasivo conmigo mismo”. Confía en tu sistema de apoyo —un familiar, un amigo cercano, un doctor o terapeuta y tal vez un colega de tu confianza— y recurre a ellos cada vez que necesites aliento.

(Adaptado de “When You Need to Take Time Off Work for Mental Health Reasons”, de Barbara Ricci).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.