Si un colega tiene una mala actitud, descubre por qué

Si laboras con alguien a quien no le gusta trabajar en equipo, es tentador ignorarlo por no intervenir cuando debería. Sin embargo, sería mejor buscar a la persona y establecer una conexión. Puedes comenzar por acercarte con preguntas amigables, más que con acusaciones. Puedes preguntar “¿Qué más ocurre en tu vida en este momento?” El origen de su comportamiento puede sorprenderte. Podría ser que la persona esté lidiando con una situación estresante en casa que la lleva a estar distraída en la oficina.

También puede estar sintiendo una presión laboral de la que tú no te habías percatado. No supongas los motivos de su mala actitud. Encuentra más información. Considera invitar a tu colega a tomar un café o comer juntos. Puedes incluir también a un par de colegas más para promover la cohesión del equipo. Una mayor cantidad de interacciones dará pie a relaciones grupales más amistosas.

(Adaptado de “How to Work with Someone Who Isn’t a Team Player”, de Carolyn O’Hara)

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print