Cuándo vale la pena invertir en la empresa de un amigo

Un amigo con una gran idea de negocio puede ser una bendición o una maldición. Hacer una inversión puede redituar grandes cosas para ambas partes. Pero entablar una relación de negocios con un amigo también puede ser un territorio delicado. He aquí tres cosas que usted debería hacer antes de girar el cheque:

  • Establezca límites claros. No escatime en acuerdos por adelantado porque confíen uno en el otro. Recuerde que ésta es una transacción financiera, no un fondo de caridad para un amigo.
  • Establezca las reglas del compromiso. Conforme la empresa pase de ser una idea a su ejecución, asegúrese de que existe un plan de negocios sólido y discuta los planes de acción.
  • Evalúe con precisión a sus socios. Iniciar juntos una empresa es muy similar a tener una cita romántica. No se deje engañar por el amor a primera vista. Analice las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas involucradas en la asociación de manera que comprenda en qué se está metiendo antes de que sea demasiado tarde.

(“My First, Failed Foray into Venture Investing” | Whitney Johnson).

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print