3 formas de manejar el ruido de la oficina

Los espacios laborales abiertos están de moda en estos días. ¡Dejar abierta la puerta de la oficina! ¡Baje las paredes divisorias de los cubículos! Son formas excelentes de fomentar la colaboración y transparencia, pero también pueden llevar a tener oficinas ruidosas. A continuación tres formas de ahogar el bullicio y seguir enfocado:

  • Ponerse un auricular: La música tal vez distraiga mucho, pero pruebe sintonizar programas de conversación en la radio con el volumen bajo. El ruido de voces puede absorber el sonido bastante bien. O pruebe uno de los muchos generadores de ruido blanco gratuitos de Internet.
  • Compre una máquina de ruido blanco: Principalmente se les comercializa como ayuda para dormir, pero también los puede usar en la oficina. Ponga uno en su escritorio o en el piso de su oficina.
  • Sea silencioso: Usted también genera ruido que puede molestar a los demás. Recuérdelo la próxima vez que atienda el teléfono o sostenga una conversación frente a su escritorio.

(Adaptado de “Noise at the Office: How to Cope” | Patrick J. Skerrett).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.