Cuídese de un “ascenso invisible”

Quizá haya sido promovido sin que se diera cuenta. Nuevas y mayores responsabilidades, al igual que un cambio de enfoque, a menudo se otorgan como beneficios laborales. Pero si no está preparado adecuadamente para asumirlos o si no ha sido compensado apropiadamente, pueden ser una carga. Examine su trabajo periódicamente, y pregúntese si su rol se ha expandido.

De ser así, ¿qué tanto difiere la descripción oficial de la realidad de su cargo? En caso de que vea cambios significativos, no espere a que su jefe reconozca que has sido promovido invisiblemente.

Redacte algunos puntos que describan sus responsabilidades expandidas, y después tenga una discusión honesta con su jefe sobre qué habilidades y recursos necesitas para estar a la altura de su nuevo rol. Al hacerse cargo de esta forma, puede garantizar que recibirá el reconocimiento y apoyo necesario.

(Adaptado de “Are You the Victim of an Invisible Promotion?”, de Ron Ashenkas).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.