Delega el trabajo sin temor a resentimientos

Muchos gerentes se sienten incómodos con delegar trabajo a sus equipos. Una preocupación importante es que el personal resienta el trabajo adicional.

Si quieres armar las bases para delegar eficazmente, no puedes solo echarle trabajo sucio a la gente; tienes que manejar sus expectativas con discusiones abiertas. Infórmales que tendrán oportunidades para hacer trabajos nuevos e interesantes. Explica cómo los proyectos nuevos expandirán sus capacidades, y que los apoyarás mientras toman sus propias decisiones.

Cuando efectivamente encargues un trabajo administrativo aburrido o un proyecto horroroso, como organizar una galería de imágenes atestada, se franco al respecto: reconoce que pudiera estar por debajo de las habilidades de tus empleados, pero que debe hacerse. Explica los motivos. Aportar un contexto más amplio aliviará el sentido de pesadez del trabajo y motivará a tu empleado a completar el trabajo sin resentimientos.

(Adaptado de “Delegating Work”, de la serie “20-Minute Manager”).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

También le puede interesar:

3 situaciones en las que delegar no es la solución

Reconocer tus logros es una forma de cuidado personal

Ve tras una segunda carrera… sin tener que renunciar a la primera

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.