El estrés no tiene que provocar un cortocircuito en tu creatividad

Cuando estás bajo mucho estrés, es difícil decidir lo que vas a cenar, ni qué decir de terminar un proyecto. ¿Cómo puedes generar ideas cuando te sientes así?

  • Primero, respira hondo y relájate. Si tratas de obligarte a ser creativo solo te frustrarás más. En vez de pensar: “Tengo que ser creativo en este momento”, piensa: “Voy a jugar con algunas ideas”.
  • Después, realiza una actividad que le permita a tu mente divagar. Por ejemplo, salir a caminar o tomar una siesta relaja tu cerebro de manera natural, lo cual puede gestar nuevos conceptos.
  • Si te sientes estancado, busca material con el que puedas trabajar: lee acerca del tema que estás abordando, emprende un viaje de estudio para observar las soluciones que otras personas han encontrado a problemas similares a los tuyos o habla con expertos.
  • Sobre todo, tómate tu tiempo. Tendrás una probabilidad mucho más alta de éxito si permites que se filtren tus pensamientos creativos.

(Adaptado de “How to Be Creative When You’re Feeling Stressed”, de Elizabeth Grace Saunders).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate