Entrena tu cerebro para que se concentre en algo que te aburre

Siempre hay algún tema que encontramos aburrido o soso. Por fortuna, es posible aprender a querer —tal vez hasta adorar— temas que hacen que tus oídos dejen de escuchar. Primero, debes superar el dolor. Cuando pensamos en algo que nos disgusta o no queremos, esto puede activar una porción del cerebro que está conectada con nuestra experiencia del dolor. Esto quiere decir, por ejemplo, que pensar sobre estadística (si no te gusta la estadística) puede provocarte dolor físico verdadero. Como resultado, tu cerebro podría desviar tu atención de cualquier cosa que active el dolor: en otras palabras, procrastinas. Así que, la próxima vez que necesites estudiar estadística, oblígate a concentrarte.

  • Apaga todas las distracciones.
  • Establece un temporizador de 25 minutos.
  • Concéntrate atentamente durante ese tiempo.
  • Después recompénsate con al menos cinco minutos para escuchar tu canción favorita, hablar con un amigo o ir por un café.

Tomar pequeños descansos sirve para que el cerebro consolide lo que estás aprendiendo, lo cual construye el conocimiento mientras minimizas la frustración.

(Adaptado de “How to Get Excited About Topics That Bore You”, de Barbara Oakley)

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.