No dejes que los debates políticos distraigan de su trabajo a tu equipo

Con nuestro ciclo de noticias que funciona las 24 horas del día y los siete días de la semana, es inevitable que los temas políticos surjan en la oficina. Siendo jefe, ¿cómo puedes asegurarte de que estas conversaciones no distraigan a tu equipo? Piensa en qué tipos de situaciones y temas podrían desatar un intercambio subido de tono entre los empleados. Haz lo mejor para evitar cualquier cosa que pueda desatar un debate partidista, pero ten un plan para manejar el conflicto en caso de que ocurra.

Cuando las tensiones estallen, habla por separado con cada uno de los involucrados y escucha sus puntos de vista. Después, pídeles que dejen a un lado sus desacuerdos y se concentren en la meta común de ayudar al equipo a tener éxito. Claro que si un debate político es pertinente para resolver una interrogante comercial, dale la bienvenida, pero procede con cautela, está pendiente del tono de la discusión y restaura el equilibrio cuando sea necesario. Sobre todo, sé un ejemplo para tu equipo, respetando las distintas opiniones políticas.

(Adaptado de “My Office Is Full of Both Conservatives and Liberals. Here’s How I Keep Us Focused on Work”, por Karen Firestone).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.