Nuevo líderes, analicen bien las tareas que aceptan

Los gerentes nuevos suelen estar tentados a aferrarse al trabajo que los mantiene cerca de las operaciones diarias de su equipo. Sin embargo, ahora que tienes un conjunto más amplio de responsabilidades, debes tener buen criterio sobre tu tiempo y ser selectivo en cuanto a las tareas que aceptas. Evalúa con cuidado cada solicitud que se te atraviese, y pregúntate si se alinea con tus contribuciones de mayor valor.

Acepta las solicitudes que se ajusten a tus talentos particulares y encuentra el tiempo y la atención necesarios. En el caso de las que no se alinean, pero son importantes, identifica a otras personas de tu equipo que se puedan encargar de ellas: “Sí, podemos hacerlo, pero Tomoko es el miembro de mi equipo que fungirá como el contacto principal”. Todavía puedes asesorar, motivar y dirigir el trabajo de tu equipo, pero debes ser un catalizador, no el que haga el trabajo pesado.

(Adaptado de “To Be a Great Leader, You Have to Learn How to Delegate Well”, de Jesse Sostrin).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print