Olvídese de su esquema mental gremialista

Los gremios aparecieron en la Edad Media para proteger y fomentar las habilidades y conocimiento de sus miembros. Por ejemplo, los herreros se unían para defender secretos comerciales y arrinconar los mercados.

Por desgracia, esta mentalidad sigue viva y coleando en muchas compañías actuales en forma de silos. Funciones como marketing, ventas y tecnología de la información tienen sus áreas de experiencia especial y algunas veces gastan energía intentando protegerla de los demás.

La competencia entre las funciones puede ser útil, pero no si ésta lleva a justas improductivas. Fomente el sano instinto de competencia pero enfóquelo en fuerzas externas – no internas. Las funciones deberían trabajar juntas para convertirse en un equipo de especialistas que conecte silos.

(Adaptado de “Stop Operating with a Guild Mindset” | Paul Leinwand y Cesare Mainardi).

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

También le puede interesar:

3 consejos para emitir una disculpa de la empresa

Piense como diseñador

Vea sus datos con escepticismo


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.