Olvídese de su esquema mental gremialista

Los gremios aparecieron en la Edad Media para proteger y fomentar las habilidades y conocimiento de sus miembros. Por ejemplo, los herreros se unían para defender secretos comerciales y arrinconar los mercados.

Por desgracia, esta mentalidad sigue viva y coleando en muchas compañías actuales en forma de silos. Funciones como marketing, ventas y tecnología de la información tienen sus áreas de experiencia especial y algunas veces gastan energía intentando protegerla de los demás.

La competencia entre las funciones puede ser útil, pero no si ésta lleva a justas improductivas. Fomente el sano instinto de competencia pero enfóquelo en fuerzas externas – no internas. Las funciones deberían trabajar juntas para convertirse en un equipo de especialistas que conecte silos.

(Adaptado de “Stop Operating with a Guild Mindset” | Paul Leinwand y Cesare Mainardi).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.