Proteja las buenas ideas

La mejor idea puede morir cuando los pesimistas plantean inquietudes, aun cuando las inquietudes carezcan de mérito. En vez de tratar de eludir los ataques inevitables, aprenda a esperar los tipos comunes que enfrentará, y cómo responder a ellos sencilla y convincentemente:

Muerte por retraso: Los adversarios pudieran tratar de postergar la discusión, pedir información adicional o de alguna otra manera desacelerar que se forme ímpetu detrás de su idea. Mantenga a su público enfocado en la toma de una decisión.

Confusión: Los detractores a menudo presentan información distractora o tratan de vincular su idea con varias más en un intento por confundir a la gente. Sea claro sobre cuál es su idea y cuál no lo es.

Sembrar el miedo: Nada aniquila a una idea más rápidamente que las ansiedades irracionales. Conozca qué temores pudieran agitar sus rivales y esté preparado para disiparlos.

(“Buy-In” | John P. Kotter y Lorne A. Whitehead).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.