Recupérese de una mala evaluación

Es difícil levantarte luego de una mala evaluación de desempeño. Sin embargo, para poder avanzar, tiene que superar su ira o su vergüenza y utilizar la retroalimentación crítica para mejorar.

Hable con alguien que sea franco, no solo amable. Pregunte qué partes de las críticas podrían ser correctas y piense si se las han dicho antes. Pida retroalimentación adicional a sus colegas.

Una vez que se haya enfriado, asegúrese de entender plenamente la crítica. Consulte con su jefe cualquier duda (pero con cuidado de controlar su tono). Por ejemplo, si su jefe dice que no asume suficientes riesgos, pregunte: “¿Puede darme un ejemplo de cuándo debería haber tomado la iniciativa pero no la tomé? ¿Usted qué hubiera hecho?”

Llege a un acuerdo con su gerente sobre qué cambios hacer. Experimente con hacer algunas cosas de forma distinta y pida otra evaluación para cerciorarse de que está en el camino correcto.

(Adaptado de “What to Do After a Bad Performance Review”, de Carolyn O’Hara).

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

Te puede interesar:

Cómo evaluar a los empleados promedio

Dos tercios de los gerentes se sienten incómodos al comunicarse con los empleados

4 pasos para hacer retroalimentaciones útiles

print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print