Reserva un día a la semana en el que nada te pueda interrumpir

No es posible hacer trabajo creativo y de profundidad cuando las reuniones interrumpen continuamente tu flujo de trabajo y dañan tu productividad. A fin de darte tiempo y espacio para concentrarte, reserva un día a la semana en el que nada pueda interrumpirte: sin mensajes de texto, correos electrónicos, llamadas telefónicas y nada de juntas.

Reserva este día en tu calendario y di a tus colegas que no estarás disponible porque te dedicarás a trabajar en proyectos cruciales. Claro que puede haber urgencias, pero haz lo posible por evitar que tengas que comprometer tu día. Apégate a una regla sencilla: puedes mover el día en que no estarás disponible a lo largo de la semana —tal vez una semana sea el miércoles y la siguiente, el jueves—, pero no puedes eliminarlo de tu calendario ni moverlo a la semana siguiente. A medida que te acostumbres a reservar estos días para el trabajo concentrado, será más fácil para ti y la gente que te rodea, y se convertirán en tus días intocables.

(Adaptado de “Why You Need an Untouchable Day Every Week”, de Neil Pasricha).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.